¿Qué es un Implante Coclear?

Es un dispositivo electrónico que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo corrigiendo así el déficit auditivo.

¿Cómo funciona?

Los sonidos son captados por el micrófono del procesador del habla. En él se analiza y digitaliza dicho sonido en señales codificadas.
Los diversos implantes cocleares tienen diferentes maneras de procesar el sonido. Esto es lo que llamamos estrategias de codificación del habla.
Los dos modos principales de digitalizar el sonido son:
1. Extracción de las características del sonido: digitaliza las partes seleccionadas de la señal sonora.
2. Estrategias de sonido entero: digitaliza toda la información sonora.

Una vez codificadas las señales se envían desde el procesador del habla a la antena de transmisión.
La antena de transmisión envía estas señales a la parte interna (implantada) por medio de ondas de radiofrecuencia.
Esta parte interna activa los electrodos y éstos estimulan el nervio auditivo. Las fibras nerviosas excitadas transportan la señal al cortex que la interpreta.

Todo este proceso se realiza a través de las diferentes partes de que consta el Implante Coclear, las cuales se dividen en Externas e Internas.

  • Externas:
  • Micrófono: Recoge los sonidos.
  • Procesador: Selecciona y codifica los sonidos más útiles para la comprensión del lenguaje.
  • Bobina: Envía los sonidos codificados a la parte interna por radiofrecuencia.
    Internas:
  • Receptor-Estimulador: Envía las señales eléctricas a loselectrodos. Se implanta en el hueso temporal, detrás del pabellón auricular.
  • Electrodos: Se introducen en el interior de la cóclea (oído interno) y estimulan las células nerviosas que aún funcionan. Estos estímulos pasan a través del nervio auditivo al cerebro, que los reconoce como sonidos y se tiene, entonces, la sensación de oír.

¿A quién beneficia el implante coclear?

  • Aquellas personas que presentan deficiencias auditivas neurosensoriales profundas y algunas pérdidas severas de ambos oídos (bilaterales).
  • A los pacientes en los que el uso de prótesis auditivas convencionales (audífonos) no es útil  o que obtienen con ellas escasa mejoría.
  • El máximo beneficio se obtiene en los casos de sordera postlocutiva (aquellos pacientes en los que la sordera se presenta después de haber adquirido el lenguaje).
  • En los casos de sordera prelocutiva (antes de la adquisición del lenguaje) se aconseja aplicar el Implante Coclear a niños lo antes posible, preferentemente entre el primer y segundo año de vida.
  • La persona candidata a un Implante Coclear no debe padecer ninguna enfermedad grave o patología general importante que impida la operación.
  • Es muy importante que el paciente tenga verdadero interés y esperanza en volver a oír, y que cuente con el apoyo de la familia, amigos, etc.
  • Es útil tanto en niños como en adultos.

¿Cómo ayuda al paciente el  Implante Coclear?

  • Recupera la capacidad de sensación auditiva.
  • El oído distingue diferentes sonidos o ruidos.
  • Inicialmente se perciben mejor los sonidos y ruidos cotidianos, como el timbre de la puerta, el del teléfono, la música ambiental, el ruido de los coches y las bocinas, sirenas de ambulancia, ladridos de perro, etc. y en algunos casos la comprensión de la palabra.
  • Mejora el seguimiento de las conversaciones normales, con el apoyo de la lectura labial inicialmente. Después será ayuda complementaria.
  • Con un buen entrenamiento se puede llegar a usar el teléfono.

Pruebas clínicas previas a un implante

Antes de colocar un Implante Coclear es necesario realizar una serie de pruebas para determinar en qué medida puede restablecerse la audición del paciente.

Algunas de estas pruebas son:

  • Audiometría tonal (tonos puros) y vocal (palabras), para saber el grado de audición del paciente y el nivel de discriminación de la conversación.
  • Otoemisiones acústicas y potenciales evocados auditivos.
  • Valoración de la eficacia del audífono.
  • Radiografía: se precisa un estudio radiológico mediante T.A.C. de la cóclea para conocer su estado de permeabilidad y si existe algún grado de malformación de la misma y/o Resonancia Magnética Cerebral para ver el nervio auditivo y cóclea.
  • Estudio psicológico y grado de motivación para solucionar su sordera,neurológico y logopédico, estudio genético y análisis sanguíneos, etc.

Colocación de un Implante Coclear

Se realiza mediante una intervención quirúrgica, bajo anestesia general. Actualmente se realiza con escaso riesgo quirúrgico.

El paciente permanece ingresado normalmente uno o dos días en la clínica, pudiendo volver a casa por sí mismo, y con escasos problemas postoperatorios.

Posibles riesgos y complicaciones

Son los normales de cualquier intervención quirúrgica bajo anestesia general.

La posibilidad de no poder implantar es muy baja. Uno de estos casos es cuando la cóclea no existe o no hay nervio auditivo.

Después de la intervención

Al mes de la intervención se efectúa la programación del procesador del habla con la ayuda de un ordenador.

Es importante saber que los sonidos, tras la colocación del Implante Coclear, no “suenan” como anteriormente. Por esto, y para que haya una perfecta adaptación por parte del paciente, se hace imprescindible una rehabilitación logopédica post-operatoria.

Rehabilitación con Implante Coclear

Su finalidad es la de conseguir que el paciente saque el máximo provecho de su Implante Coclear. Para ello ha de familiarizarse con él y aprender a utilizar  un nuevo código de sonidos que le llevará a una mejor comunicación con el entorno.

Este aprendizaje se realiza durante varias sesiones semanales, los primeros meses después de la colocación del Implante Coclear, y se lleva a cabo por personal especializado en la rehabilitación con Implantes Cocleares.

LA COLOCACIÓN DE UN IMPLANTE COCLEAR PRECISA DE UNA OBLIGATORIA REHABILITACIÓN Y UNA PARTICIPACIÓN FAMILIAR ACTIVA, SIENDO ÉSTA LA BASE MÁS IMPORTANTE PARA OBTENER EL MÁXIMO RENDIMIENTO DE ESTE SISTEMA AUDITIVO.

implante coclear